Historia

Los técnicos de las finales de Copa Libertadores

Un repaso sobre todos los entrenadores que llevaron a River a disputar la final del torneo más importante del continente.

¿Quién es quién en la historia millonaria? De Renato Cesarini a Marcelo Gallardo, pasando por Angelito Labruna, Ramón Díaz y el Bambino Veira. Derrotas, victorias y un concepto común. Pase lo que pase, el agradecimiento para estos cinco será eterno.

1966: Renato Cesarini

Fue el primer técnico que llevó a River a una histórica final de la Libertadores. Nació el 11 de abril de 1906 en Senigallia, Italia. Al llegar a la Argentina se nacionalizó como ciudadano. En nuestro país jugó en Chacarita y en River. En Italia en la Juventus y la Selección. Fue técnico de River en dos etapas: desde 1939 hasta el 1944 y luego de 1965 a 1966. Después de poner a River en lo más alto de América fue convocado como entrenador de la Selección Argentina en 1968. Fallecía el 29 de marzo de 1969 en Buenos Aires. Aquella final de la Copa Libertadores 1966 se disputó entre River y Peñarol. Después de los partidos de ida y de vuelta y cómo los dos equipos alcanzaron la misma cantidad de puntos se decidió jugar un tercer partido en cancha neutral. El estadio elegido fue el Nacional de Chile. River cayó ante la garra charrúa después de ir ganando 2 a 0 en el primer tiempo.

 

Ida: 14 de mayo – Estadio Centenario, Montevideo.

Resultado: Peñarol 2 – River 0

 

Vuelta: 18 de mayo – Estadio Monumental, Buenos Aires.

Resultado: River 3 – Peñarol 0

 

Final: 20 de mayo – Estadio Nacional de Chile

Resultado: Peñarol 4 –  River 2

1976: Ángel Labruna

El 23 de enero de 1975, El Feo debutó como técnico de River. El partido fue en Mar del Plata y el Millonario arrasó a Vélez por 6 a 0. Ese año River fue bicampeón conquistando el Metropolitano y el Torneo Nacional 75, cortando una sequia de nada menos que 18 años sin conquistas. Labruna como técnico, consiguió cuatro torneos más: Metropolitano 77, 79 y 80 y el Nacional de 1979. Fue el segundo técnico en llevar a River a una final de la Copa Libertadores. Diez años despúes de la primera contra Peñarol.

Aquel equipo de Labruna tenía una defensa imbatible. Atajaba Ubaldo Matildo Fillol y jugaba Daniel Alberto Passarella con un veterano Roberto Perfumo, que había regresado de triunfar en Cruzeiro para terminar su carrera en la Argentina.

 

Ida: 21 de julio – Estadio de Bello Horizonte.

Resultado: Cruzeiro 4 – River 1

 

Vuelta: 28 de julio – Estadio Monumental, Buenos Aires.

Resultado: River 2 – Cruzeiro 1

 

Final: 30 de julio – Estadio Nacional de Chile

Resultado: Cruzeiro 3 –  River 2

1986: Héctor Veira

El River del Bambino tenía mística ganadora. Y llegó a la final de la Libertadores con una estirpe de equipo arrollador. La clave fue poder mantener la base de jugadores que había ganado el título local. Pero también, terminaron siendo importantes los refuerzos elegidos por Veira. Llegaron Juan Gilberto Funes, un delantero puntano que había aparecido en los Torneos Nacionales jugando para Estudiantes San Luis y Gimnasia Mendoza y que venía de ser el goleador del campeonato colombiano con Millonarios de Bogotá, y Antonio Alzamendi, con un pasado exitosos en Independiente y México y en la selección uruguaya. Al principio, ese equipo fue cuestionado por no sostener el concepto de “Paladar Negro”, pero con el pasó de los triunfos fue llegando el entusiasmo millonario. No había posesión de balón ni estética de juego, pero de contragolpe River te liquidaba. Y así fue. Llegó a lo máximo del fútbol continental ganando su primera Copa Libertadores.

 

Ida: 22 de octubre – Estadio Pascual Guerrero, Cali.

Resultado: América de Cali 1 – River 2

 

Vuelta: 29 de octubre – Estadio Monumental, Buenos Aires.

Resultado: River 1 – América de Cali 0

1996: Ramón Díaz

El River de Ramón fue un equipo letal. Bajo su dirección técnica (en sus dos etapas) son seis los títulos locales (Apertura 1996, Clausura 1997, Apertura 1997, Apertura 1999, Clausura 2002 y Final 2014) y dos los internacionales (Libertadores 1996 y Supercopa 1997). Ramón se convirtió en un técnico con mucha personalidad. Logró un estilo único muy aclamado por el hincha millonario. Desde afuera del campo de juego, con frases y chicanas a los rivales, logró bajarle mucha presión a los jugadores. Adentro de la cancha, el River de Ramón tuvo una mezcla interesante: fútbol vistoso y estirpe ganadora. Se quedó con aquella Libertadores y marcó una era.

 

Ida: 19 de junio – Estadio Pascual Guerrero, Cali.

Resultado: América de Cali 1 – River 2

 

Vuelta: 26 de junio – Estadio Monumental, Buenos Aires.

Resultado: River 2 – América de Cali 0

2015: Marcelo Gallardo (Parte 1)

La noche en la que River conquistó su tercera Copa Libertadores, el Muñeco se convirtió en un emblema de River. Después del arrollador triunfo en el partido de vuelta, Gallardo entró en la historia grande de lo técnicos millonarios. Hacía muy pocos días que había cumplido su primer año de gestión como entrenador de River, luego de la partida de Ramón Díaz. A sus 39 años, sumaba el tercer título internacional, luego de las conquistas de la Copa Sudamericana del 2014 y de la Recopa Sudamericana en este 2015. Luego de vivir la final desde un palco, por cumplir una sanción tras ser expulsado en Monterrey durante el partido de ida, el muñeco se excusó ante la pregunta de un periodista que indagó si este título lo hacía entrar en la galería de los ídolos millonarios como Ángel Labruna, Ramón Díaz o ‘el Bambino’ Veira. La humildad ante todo. Buen juego, presión alta y la armonía de un grupo que quedará para siempre en la historia millonaria. Se cerraba un etapa, otra vez en lo más alto del continente.

 

Ida: 25 de julio – Estadio Universitario, Monterrey.

Resultado: Tigres 0 – River 0

 

Vuelta: 5 de agosto – Estadio Monumental, Buenos Aires.

Resultado: River 3 – Tigres 0

 

2018: Marcelo Gallardo (Parte 2)

El Muñeco tuvo un mérito único. Lograr que River vuelva a sentirse protagonista. En esta etapa el Muñeco volvió a un juego similar al de los primeros meses como técnico. “Hay que someter al rival”, se lo escuchó decir en sus primeros pasos allá por 2014. Ese juego se volvió a replicar en esta Copa. River aprendió a controlar a sus rivales desde la presión bien alta. Logró un juego en bloque. Sus delanteros se convirtieron en los primeros defensores. Y también, fue arrollador en el arco rival sabiendo que nuestro arco estaba en manos de un arquero ganador como Franco Armani. River vuelve a estar en una final. De cara a un nuevo desafío con la historia riverplatense.

 

Ida: 11 de noviembre – Estadio La Bombonera

Resultado: Boca 2 – River 2

 

Vuelta: 9 de diciembre – Estadio Santiago Bernabeú

Resultado: River 3 – Boca 1

*Conseguí la edición Nº 76 en  —>> Tienda 1986.

También podés suscribirte a Revista 1986 y recibirla cada mes en tu casa. Suscribite acá.

 

 

Ver más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá tambien:

Close