abajoHistorias monumentales

La historia de River en fotos

Christian Gandolfo nos muestra su colección de imágenes originales sobre distintos momentos y protagonistas decisivos del club. Cómo surgió la idea de recopilar el material, qué desea conseguir y de qué forma organiza su preciado tesoro

Por Germán Balcarce


El coleccionismo es un mundo mágico, una pasión diferente al resto y que permanentemente genera el sentimiento voraz de obtener material especial para engrosar el archivo. Entre los millones de hinchas que tiene River existen algunos que poseen pequeños museos, historias dignas de contar por la tenacidad para conseguir diferentes piezas. Es el caso de Christian Gandolfo, un hincha de 39 años que vive en la ciudad de Buenos Aires y le cuenta a Revista 1986 cómo logró recopilar testimonios indispensables en la historia del Más Grande.

-¿Cómo nació la idea de coleccionar fotos de River?

-Fotógrafo y amante de lo analógico, desde que tengo memoria. Crecí en una época donde Francescoli, Ortega y Gallardo fueron los abanderados de esta pasión y a raíz de esto comencé a recortar fotos de diarios, revistas de cualquier medio de comunicación, publicidad y folletería. Cada imagen de River era recortada, pegada y encarpetada. Años y años coleccionando este tipo de imágenes hasta que un día, allá por el 2013, en una plataforma digital de compra y venta encontré una foto original de la década del ’60, un poco rota, escrita y dibujada sobre la imagen como antes se hacía para archivar o editar. La imagen no era muy clara y me la vendieron como que era de Ángel Labruna, pero al retirar la foto no era Labruna, sino de Juan Carlos Schneider. Está desilusión, al no tener la foto de Labruna, hizo que empezara a buscar más fotografías en estas plataformas de compra y venta.

-¿De qué manera organizás el archivo?

-Las fotografías que son de un tamaño mayor a 13×18 cm. están todas juntas dentro de bibliografía. Las de 13×18 cm. para abajo están separadas en álbumes individuales como formaciones, jugadas, prepartidos, entrenamientos, vida social, fotos familiares y el Monumental. Los negativos están separados por partidos o por eventos.

DOS PASIONES

Gandolfo no es el único simpatizante que merece ser catalogado como coleccionista. Su pasión es compartida con más hinchas que disfrutan de este hobbie. “Dos veces al año exponemos con un grupo de coleccionistas de River denominado ‘Encuentro Puente Labruna’. Este grupo está integrado por el maestro Jorge de los Ríos, Gustavo Eloy Cardone, Luis Alberto García y Gabriel Cuesta, entre otros. Estas exposiciones las hacemos en el salón de la Asociación Vecinal Biblioteca Popular de Villa del Parque, donde cada uno muestra sus tesoros, como camisetas, revistas, merchandising, libros o dibujos. Los hinchas pueden venir de forma gratuita”, remarca, orgulloso de haber juntado dos pasiones: River y el coleccionismo.

-¿Cómo es el proceso para conseguir las imágenes?

-La gran mayoría fue conseguida en plataformas de compra y venta, en redes sociales o me presenté con fotógrafos retirados con la intención de comprar sus trabajos. De esta forma fue que conseguí el tesoro más grande, un lote inmenso de casi 450 fotos entre negativos color, negativos blanco y negro y diapositivas.

-¿Cuál es la que más te costó obtener?

-En realidad todas cuestan conseguir, porque no hay mucho en el mercado. Por eso es que trato de investigar a fotógrafos deportivos entre 1970 y 2000. Muy pocas veces me pasó que se comunicara alguien para vender material. Quedan muy pocas en el mercado digital, pero están muy por encima del valor real. Sí les puedo contar de una compra que realicé en Croacia, donde había un lote hermoso de Amadeo Carrizo. Unas cinco fotografías en una entrevista radial de 1962 en el archivo de El Mundo. Otra muy interesante que conseguí es la más antigua de la colección: corresponde a una formación con fecha del 5 de septiembre de 1931, en un partido que River empató 1 a 1 contra Huracán.

-¿Cuál desearías tener?

-Me perdí de comprar una foto de Ángel Labruna, con un marco de cartón blanco y rojo que eran las que vendían antiguamente en el club. La dejé para el día siguiente y ya no estaba. Estuve mucho tiempo angustiado por no comprarla en el preciso momento que la vi. En otra ocasión, hace dos años, más o menos, había un hincha de la vereda de enfrente que vendía un lote de 60 fotos de Labruna y unos carnets cuando Angelito jugaba en Inferiores del club, pero pedía en ese momento unos $180.000, una locura. Después supe que lo compró alguien del área del Museo River y dispuso del material para que lo exhiban cuando quieran.

-¿Dónde guardás el material?

-Tanto las fotos como los negativos los tengo en una biblioteca. Tengo un proyecto en un entrepiso para un sector solo para material de River, para juntar otras cosas que tengo dando vuelta por la casa, como camisetas, diarios, revistas, VHS, bufandas, entradas de partidos y todo material que se fue sumando por los años acumulados de esta pasión.

-¿Qué significa para vos esta colección?

– Es algo invaluable, esta colección me trae recuerdos de mi abuela, mi infancia, las alegrías vividas con mis hijos, Valentín y Morena. Poder compartirlo con los hinchas, los mensajes de ellos agradeciendo el trabajo realizado, los historiadores de River aportando datos de las fotos, los hallazgos y los detalles en cada imagen es algo nuevo para la historia del club. La emoción que siento por cada foto recuperada es algo parecido al gol del Pity Martínez en Madrid.

 

ESTA NOTA PODÉS ENCONTRARLA EN EL #100 DE LA REVISTA 1986 – CONSEGUILA EN NUESTRA TIENDA ONLINE

SUSCRIBITE A REVISTA 1986 Y RECIBILA TODOS LOS MESES EN TU CASA

Ver más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior