abajoInformes

Millonarios con aroma a café

Primero fueron uruguayos, luego paraguayos, españoles y brasileros, pero hasta la década del '90 los colombianos no habían jugado en River. Un repaso de los parceros que vistieron el Manto Sagrado.

Por Joaquín Ferrero 

En 1997 arribó a Núñez el primer colombiano. Desde ese momento, catorce jugadores nacidos en Colombia jugaron en la Primera de River. Pero se dividen en dos grupos: los aplaudidos, y los que no son muy bien recordados.

 Se fueron por la puerta grande

 Juan Pablo Ángel. Llegó a River en junio de 1997 para reemplazar a Crespo. Formó parte de “Los 4 fantásticos”: Ortega, Aimar, Saviola y Ángel. Ganó dos torneos locales. “El gol que más grité, sin dudas, es el que le hice a Boca en el Monumental”, recordó el delantero en referencia al último Superclásico del milenio.

Mario Yepes. Arribó en agosto de 1999 al club donde obtuvo dos campeonatos locales. Se ganó el cariño del público por su forma de recuperar la pelota dejando la vida. Emigró a Europa donde triunfó y le quedó pendiente tener una segunda etapa en el club: “Siempre que he vuelto a jugar en la cancha de River es especial para mí, es un equipo que me trae muy buenos recuerdos, me da nostalgia venir”.

 

Radamel Falcao. Hizo parte de las Inferiores en el Millonario. Con 15 años, se instaló en la pensión. Debutó cuatro años después con Mostaza Merlo. Se coronó campeón y siguió su carrera en Europa. Fanático del club, pero con contrato hasta 2020 con Mónaco, el rumor de su vuelta al club suena en cada mercado de pases.

Carlos Carbonero. Llegó al club en julio de 2013, en el último mandato de Ramón Díaz. Empezó de menor a mayor y terminó siendo una pieza fundamental del primer campeonato logrado tras el ascenso. La dirigencia no pudo hacer uso de la opción de compra por la elevada cifra de su pase. Cuando se coronó, dijo: “Al hincha de River lo llevo en el corazón”. Ganó dos títulos con la Banda. Su nombre sonó hace unos meses, pero por una demanda que emitió al club por una supuesta falta de pago.

 

Eder Álvarez Balanta. Surgió de las Inferiores del club como una gran promesa y obtuvo seis títulos con River. Sonó para el Barcelona de Messi en su mejor momento, pero un bajón anímico, sumado a lesiones recurrentes, hizo que continuara su carrera en Suiza. De codiciado a relegado, su carrera continúa con un perfil bajo en el Basilea. “El cariño de la gente es algo inexplicable”, declaró quien llegara a ser ovacionado por el público millonario.

Teo Gutiérrez. El delantero tuvo un glorioso paso en el que obtuvo cinco títulos. Siempre mostró su cariño por el club y se ganó un lugar en el corazón del hincha. “Si están los verdolagas me quedo”, supo declarar cuando comenzó a complicarse su continuidad en el plantel millonario, generando un descontento en parte del público. Además, siempre manifestó su deseo de volver a vestir la camiseta de River.

 

Rafael Borré. Se sumó sorpresivamente al plantel de Gallardo en agosto de 2017 porque no estaba en los planes de nadie. Pasó por un proceso de adaptación y el Muñeco sacó lo mejor de él. De indiscutido suplente, consiguió ganarse la aprobación del público y complicó al técnico a la hora de armar el equipo, porque se transformó en una buena alternativa desde el arranque. “Marcelo me hizo mucho mejor jugador de lo que era y me potenció muchas cosas que me hacían falta para poder jugar con una camiseta como la de River”, contó el delantero que pudo mejorar su perfil. Obtuvo tres títulos y promete más.

Juan Fernando Quintero. El último colombiano en llegar a Núñez, se sumó en enero de 2018. Gallardo pidió al Panita para meterle el último golpe de calor en el horno. Con su desequilibrio, sus gambetas, sus pases filtrados, cautivó la mirada de todos. Ingresó de manera determinante en las dos finales frente a Boca. En la de la Libertadores enloqueció a todos con su gol decisivo, lo que generó el interés del fútbol chino y le ofrecieron una pila de dólares, pero para Juanfer no todo es dinero. “Mi corazón dice que tengo que seguir en River”, declaró el joven.

 

Se fueron por la puerta de atrás

Jersson González. Jugó seis partidos con la Banda. La pegada en los tiros libres era su fuerte, pero no tuvo la posibilidad de demostrarlo. Su recuerdo de esa etapa en su vida fue la sorpresa que se llevó con la hinchada. “Se vive con pasión”, dijo el defensor.

Kilian Virviescas. Llegó a mediados de 2003, siendo figura en América de Cali, que había eliminado al Millonario el año anterior en la Copa Libertadores. Pasó la decena de partidos. Como no brilló, al terminar su vínculo se fue a San Lorenzo.

 

Nelson Rivas. Llegó a River en 2007, pero luego de un verano prometedor y 14 partidos oficiales fue vendido al Inter de Italia. “Vengo para ser campeón”, había declarado, pero en el torneo local no brilló y en la Libertadores de ese año, no se pudo pasar a la fase eliminatoria.

Jairo Patiño. Su arribo al club fue en 2004 como la flamante incorporación. Coincidió con Toja y Falcao en su paso por la institución. En 2005, ofrecieron 3 millones de dólares por él, cuando River había pagado 1,2 millones tras triunfar en Newell´s. En Núñez, entró en una meseta donde jugó casi 40 partidos en dos años, y luego continuó su carrera en Banfield, donde fue figura.

Juan Carlos Toja. Llegó a préstamo con 20 años en 2006. “Vengo a jugar y ser titular, va a ser muy difícil, pero sé que trabajando duro y paso a paso se puede dar la opción de triunfar en un equipo grande como River”, soñó el joven en su arribo. “Atención con Toja”, decía Atilio Costa Febre en su relato, cuando el volante hizo su primer y único gol en su debut con la Banda. La atención la llamaría después Passarella, incluyendo solo tres veces en seis meses a un jugador que de entrada marcaba un golazo. En su último partido se fue expulsado.

Carlos Valencia. Se llevó la peor experiencia como colombiano en el club. Su aparición en el club se dio por un cazatalentos que lo ofreció a River cuando él tenía 14 años. Hizo Inferiores y debutó tres años después en Primera, pero apenas pudo jugar dos partidos. Emigró al fútbol francés, para continuar su carrera en el Dijon.

 

En el limbo

Jorge Carrascal. Fue el último pana en sumarse al Millonario. Primero realizó una adaptación en la Reserva y Gallardo lo llevó de a poco. Jugó poco en Primera y no pudo destacarse. Se espera más del volante que llegó al club como el “Neymar colombiano”. Antes de disputar la Recopa se corrió el rumor de que rescindiría el préstamo, pero tras ganar la Recopa Sudamericana se esfumó esa idea y pareciera que va a esperar su oportunidad.

 

Datos de los colombianos

 Juan Pablo Ángel: 124 partidos, 63 goles y dos títulos (Apertura 1999 y Clausura 2000).

Mario Yepes: 101 partidos, 9 goles y dos títulos (Apertura 1999 y Clausura 2000).

Jersson González: 8 partidos, 0 goles y ningún título.

Kilian Virviescas: 16 partidos, 0 goles y un título (Clausura 2004).

Jairo Patiño: 63 partidos, 5 goles y ningún título.

Juan Carlos Toja: 3 partidos, 1 gol y ningún título.

Carlos Valencia: 2 partidos, 0 goles y ningún título.

Radamel Falcao: 111 partidos, 45 goles y un título (Clausura 2008).

Nelson Rivas: 14 partidos, 0 goles y ningún título.

Eder Álvarez Balanta: 83 partidos, 3 goles y seis títulos (Torneo Final 2014, Superfinal 2014, Sudamericana 2014, Recopa 2015, Libertadores 2015 y Suruga Bank 2015). *También obtuvo la Libertadores Sub-20 en 2012.

Carlos Carbonero: 42 partidos, 8 goles y dos títulos (Torneo Final 2014 y Superfinal 2014).

Teo Gutiérrez: 70 partidos, 28 goles y cinco títulos (Torneo Final 2014, Superfinal 2014, Sudamericana 2014, Recopa 2015 y Libertadores 2015).

Rafael Santos Borré: 63 partidos, 14 goles y cuatro títulos (Copa Argentina 2017, Supercopa Argentina 2017, Libertadores 2018 y Recopa Sudamericana 2019). *actualizado al 21/6/19

Juan Fernando Quintero: 46 partidos, 11 goles y tres títulos (Supercopa Argentina 2017 y Libertadores 2018 y Recopa Sudamericana 2019). *actualizado al 21/6/19

Jorge Carrascal: 3 partidos, 0 goles y un título (Recopa Sudamericana 2019). *actualizado al 21/6/19

 

Conseguí la edición N° 79 en  —>> Tienda 1986.

También podés suscribirte a Revista 1986 y recibirla cada mes en tu casa. Suscribite acá.

 

 

Ver más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *