abajo

Los verdugos de la Era Gallardo

Repasamos los principales jugadores que le convirtieron goles a Boca desde que asumió Gallardo. La importancia de sus tantos y sus carreras en el club.

LEONARDO PISCULICHI

11 goles – 1 gol a Boca

Piscu fue junto a Chiarini los únicos jugadores que incorporó Gallardo cuando asumió a medidas de 2014. El mediocampista venía de hacer un aceptable torneo con Argentinos Juniors y nadie esperaba lo que ocurriría. Leo se volvió clave en el equipo que se consagraría en la Copa Sudamericana de ese año y pelearía el campeonato local hasta las últimas fechas. La importancia de su pegada para convertir como para ejecutar la pelota parada le dio un plús al equipo. El gol a Boca en semis de la Sudamericana 2014 quedará por siempre en la historia. Con ese 1 a 0 River eliminó por primera vez, en la era Gallardo, al eterno rival de una competencia internacional.

CARLOS SÁNCHEZ

30 goles – 1 gol a Boca

El uruguayo arribó a River en 2011 y tuvo dos etapas en el club. En la primera fue muy importante en el ascenso de club y en la segunda fue una de las figuras indiscutidas del equipo. En 2014, Gallardo confió en él y pidió que se quedara luego de haber jugado en el Puebla de México. Carlitos no le falló, fue el volante derecho titular en la obtención de la Sudamericana 2014. En 2015, el charrúa aportó goles claves, sobre todo en los octavos con Boca, donde marcó el 1 a 0 de penal. Ese tanto en el Monumental puso en ventaja al Millonario en la serie superclásica. Por eso, ese grito de gol quedará en la historia como el inicio de otra eliminación al eterno rival.

GONZALO MARTÍNEZ

32 goles – 4 goles a Boca

El Pity llegó a River en enero de 2015 a cambio de U$S 4.500.000, por el 75 por ciento de su pase. Su adaptación al club fue muy lenta y recibió muchas críticas. El momento clave en su carrera en El Más Grande fue el Superclásico de 2017. Por el campeonato local el Millonario venció 3 a 1 a Boca en La Bombonera. El primer gol del partido fue del volante, quien ejecutó una volea exquisita. Ese tanto marcaría un antes y un después en su historia con la banda roja. El 2018 sería soñado. Gol de penal en la Supercopa Argentina, otra volea en La Boca y una corrida soñada en Madrid. Con 4 goles se convirtió en el mayor verdugo del eterno rival en la Era Gallardo.

IGNACIO FERNÁNDEZ

28 goles – 1 gol a Boca

El zurdo de Dudignac llegó a River con un perfil bajo, pero rápidamente se convirtió en una de las piezas claves en el esquema del Muñeco. Son más los pases que los goles, pero siempre que anotó fue para aportarle en grandes momentos al Millonario. Como pasó esa noche en el Monumental, el año pasado, cuando puso el 2 a 0 frente a Boca en la semifinal de la Copa Libertadores.

RAFAEL SANTOS BORRÉ

39 goles – 1 gol a Boca

El colombiano fue siempre de menor a mayor. En los últimos tiempos fue la cara del ataque millonario, el máximo artillero, el jugador más determinante en los metros finales. A pesar de ser el segundo máximo goleador en la Era Gallardo, sólo pudo empujar la pelota a la red una vez contra los primos… y de penal. Fue en el mismo partido que Nacho Fernández, pero para abrir el marcador.

LUCAS PRATTO

22 goles – 2 goles a Boca

El Oso arribó a Núñez en 2018, en lo que fue la compra más cara de la historia. El delantero pasó seis meses de adaptación y en el segundo semestre mostraría por qué Gallardo lo trajo. Frente a Racing, por los octavos de final de la Libertadores, marcó el primero de los tres goles de esa noche para que el Millo accediera a cuartos. Los dos goles más importantes se los guardó para la final de América contra Boca. Gritó el 1 a 1 transitorio en la ida, en La Bombonera, sacando desde el medio luego del tanto de Ábila. Luego forzó a que Izquierdoz convirtiera el 2 a 2 en contra. En Madrid, volvió a ser importante en la reacción del equipo y convirtió con frialdad el 1 a 1.

IGNACIO SCOCCO

30 goles – 2 goles a Boca

Cuando el santafesino fichó en 2017 para River sabía que tenía una deuda en su carrera: convertirle un gol a Boca. En marzo de 2018 saldaría esa deuda en la Supercopa Argentina que se jugó en Mendoza. Nacho entró desde el banco de suplentes y liquidó la final, que terminó 2 a 0. Esa noche Pity Martínez abrió el marcador y Scocco sentenció el resultado final. Seis meses después se repetiría la fórmula: el Pity marcó de volea en el primer tiempo y el delantero ingresó en el segundo tiempo en La Boca y marcó el 2 a 0, por la fecha 6 de la Superliga. Deuda saldada con creces para el atacante, dos tantos que nadie olvidará, más allá de sus 30 goles en el club.

JUAN FERNANDO QUINTERO

12 goles – 1 gol a Boca

El colombiano comenzó a vestir la banda roja en el primer semestre de 2018. Tuvo que afrontar un periodo de adaptación tanto en lo físico como en lo futbolístico. En la segunda mitad del año aportaría su calidad en los cuartos de final de la Copa Libertadores 2018 ante Independiente, a quien le marcó un gol en el Monumental. Su pegada y pases de calidad aportaron para llegar a la final frente Boca. En Madrid, donde se definió el título, marcó el 2 a 1 que le permitió al Más Grande conquistar América por quinta vez en la historia. Esa noche en el Bernanbeú ingresó en el segundo tiempo e influyó en el juego en cada jugada en la que participó. Magia colombiana de exportación.

 

 

Conseguí la edición N°85 en —>> Tienda 1986.

También podés suscribirte a Revista 1986 y recibirla cada mes en tu casa. Suscribite acá.

Ver más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá tambien:

Close